Web de Francisco Senn

Tecnología Humana y Coaching

Autor: Francisco Senn (Página 1 de 7)

El Superpoder de los humanos, parte II

Unas cuantas hojas viejas y dañadas que daban información curiosa e interesante.

Como había comentado en un artículo anterior, encontré unas cuantas hojas sueltas de un libro bastante viejo y antiguo. En el artículo anterior comenzaba  traduciendo lo primero que leí y en este artículo de ahora continuaré con la traducción de las últimas páginas. Si no has leído el artículo anterior, lo puedes hacer ahora en este enlace.
Esas últimas páginas que traduzco a continuación no son las últimas del libro. Desafortunadamente, por más que he buscado, sigo sin encontrar el resto. Tal vez, como enseña la tradición sufí, no estoy preparado para lo que contiene.
Continuo con la traducción:

Leer más

El superpoder de los humanos, según unas cuantas páginas viejas…

Encontré los restos de un libro viejo entre mis cosas.

No estaba completo. Busqué el resto del libro pero no lo encontré. Sólo esta pequeña parte del mismo, unas cuantas hojas sueltas, pegadas entre sí, pero sin portada ni título. Las hojas, unas 4, contenían unos párrafos en inglés escritos en unas hojas bastante antiguas, gastadas por el tiempo, yo diría como de unos 100 años de antigüedad.

No encontré el autor o el título por ningún lado, pero pudiera ser, sin asegurarlo en modo alguno, que hubiera comprado este libro en Harlem, en una librería cercana al Our Lady of Mercy Hospital en un trabajo de consultoría que hice para esta institución en 1989, y creo, de nuevo sin seguridad, que pudiera ser parte del libro The Master Key System de Charles Haanel. Pero no estoy seguro.  Leí lo que contenían, debo confesar que por primera vez a pesar de haberlo tenido conmigo por tantos años, y me pareció tan interesante y revelador que lo quiero compartir aquí.

Leer más

Cómo saber si todavía estás vivo

“Los objetivos no sólo son necesarios para motivarnos. Son esenciales para mantenernos vivos.” – Robert H. Schuller

En serio, puede ser que estemos respirando y estar muertos, al mismo tiempo. Pero antes de meterme de lleno en el artículo te cuento brevemente tres historias.

La primera. Unos excompañeros de colegio me invitaron a una de esas reuniones en las que tratamos de recuperar lo perdido, la inocencia. Tarea inútil porque la inocencia es como el paso de los años, imposible de ser recuperados.

Pero como sea son divertidas, mientras uno no se confunda pensando que todo está como siempre y que nada ha cambiado, sobretodo con las novias o novios primigenios.

En la mencionada reunión un amigo y yo compartimos nuestras ocupaciones. Él,

Leer más

Posicionarse o morir, el dilema de los buenos vendedores

Habilidades de venta. La importancia del posicionamiento.

O cómo hacer que siempre nos abran la puerta y nos escuchen con interés.

Conozco a alguien a quien siempre reciben y abren la puerta. Se identifica como una persona que toca la puerta tres veces y en cada ocasión, menciona el nombre de la persona a quien busca. Por ejemplo, cuando busca a su amigo Leonard, cada toque de puerta va acompañado del nombre de su amigo y tienen que ser ambas cosas hechas tres veces, ni una más ni una menos.

En la famosa serie a la que estoy haciendo referencia y que no voy a nombrar, la persona en concreto, Sheldon, es ampliamente conocido por sus excentricidades personales y sociales, además de por su elevada inteligencia.

Podemos decir que está bien posicionado, usando una terminología más de comercialización que de ninguna otra cosa. Y cuando uno está bien posicionado, las puertas se abren solas y siempre.

En las ventas pasa lo mismo y, sin embargo, es sorprendente la cantidad de personas que obvian esta parte o, de plano, la ignoran brutalmente, lo que provoca que todo lo que sigue no obtenga el beneficio que se busca.

Y si decides seguir leyendo te voy a contar con precisión cómo hacer que te presten atención el 100% de las veces.

Leer más

Lo vi venir hace años, ahora es real

¿Cuál es el parecido entre un tigre blanco y el empleo? Muy sencillo, ambos están en extinción. Esperemos que el primero tenga solución.

Hace unos 12 o 13 años un cliente me pidió que diera una conferencia a ejecutivos acerca del futuro del empleo en América. América es muy grande y por grande, me refiero a que por ejemplo, en Estados Unidos, las políticas de empleo son radicalmente diferentes a las mexicanas o ecuatorianas.

Lo que implica que no comparten futuro, supuestamente. La otra realidad aparente es que la economía dominante del mundo, la norteamericana, finalmente termina por imponer sutilmente sus políticas sobre el resto de países, menos influyentes, por decirlo amablemente.

Leer más

Abre los ojos

Sí, abrelos. Porque todo lo que sucede y debe de suceder se encuentra ya fuera de ti.

Recuerdo la famosa película del mismo nombre protagonizada por Tom Cruise. Abre los ojos. O los oídos, que también están para estar abiertos.

Voy caminando, esto es real

Leer más

Cómo solucionar los problemas para siempre

“Un problema solo existe si tenemos una meta. Si no hay metas, no hay problemas”, Peter Drucker.

Pensamos que tomamos decisiones para resolver los problemas y, nada más lejos de la realidad, prolongamos dichos problemas más allá del tiempo y del espacio. Somos unos verdaderos genios de la mecánica cuántica.

En realidad, la mayoría de las ocasiones, no solucionamos el problema. Simplemente, eliminamos el síntoma, pero el problema sigue, y seguirá, presente. Antes de enseñarte a tomar decisiones fundamentales te cuento una breve historia.

Era un verano de 1994. El sol se ponía sobre el horizonte, aunque yo no podría verlo pues estaba en medio de la Ciudad de México y no existía ninguna posibilidad de ver el horizonte. Lo viera o no, el sol se pondría esa tarde a la hora astronómica correcta, porque el sol no sabe de asuntos mundanos y siempre hace lo mismo.

Ante la imposibilidad de ver la puesta del sol, decidí leer un libro. “La quinta disciplina” se llama, escrito por un tal Senge, Peter para los más amigos.

Leer más

Página 1 de 7

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén

x Shield Logo
Este sitio es protegido por
The Shield →