“Quien pierde su fe, no puede perder más”, Publio Siro

Publilio Siro (Publilius Syrius; 85 a. C. – 43 a. C.) fue un escritor latino de la antigua Roma. También conocido como Publio Siro (Publius Syrius), Publilio Sirio o Publio Sirio. Era nativo de Siria y fue hecho esclavo y enviado a Italia, pero gracias a su talento se ganó el favor de su amo, que lo liberó y educó. Wikipedia.

Publio tuvo la suficiente fe como para cambiar radicalmente su condición de vida y pasar de esclavo a hombre libre, que en esa época no era poca cosa.

También Mateo, conocido por su descripción de la vida de Jesús de Nazareth, un curioso judío quien hace unos 2000 años creo toda una práctica religiosa que tuvo y tiene alcance mundial, dio al mundo su famosa frase “La fe mueve montañas”.

Pero ¿qué significa tener fe? Y, ya sabiendo qué es, ¿cómo se tiene fe? ¿Cómo sabe una persona que tiene fe? ¿Cuál es la diferencia entre tener fe y ser positivo o no tenerla y ser negativo? Por último, ¿es una virtud tener fe?

Ni por equivocación creas que tendré respuesta para todas estas preguntas. Y si tenías fe en encontrar en este artículo las respuestas correctas a las anteriores preguntas, ya empezaste a saber que eso no es fe, es esperanza.


“La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano.” Sto. Tomás de Aquino.

Santo Tomás debe de querer decir que, si hago el esfuerzo, pongo el sudor y las lágrimas a un empeño, si realizo el trabajo que hay que realizar, entonces debo de tener fe en que el resultado llegará. Si solamente espero que las cosas me caigan del aire sin haber realizado el esfuerzo previo, entonces mejor me concentro en la esperanza de que los dioses me sonrían así porque sí.

Es la simple aplicación del principio universal de causa-efecto. No puedo esperar el efecto sin una causa previa. A veces nos parece que las cosas nos llegan de la nada, pero eso no es más que un desconocimiento total de las causas que producen el efecto recibido, pero de que existe una causa, existe.

Todos los aspectos de la vida están basados en estos principios. Si tengo fe en que los políticos van a resolver mi vida ya estoy siendo víctima de su manipulación porque como mucho yo podré tener esperanza, pero jamás fe. Esperanza vana con seguridad, pero esperanza al fin.

“Si tomaste una mala decisión y no la corriges, tomaste dos malas decisiones”. Francisco Senn (inspirado en Confucio).

Si ya has puesto tu vida en manos de lo que otras personas hagan o dejen de hacer, has tomado una mala decisión. Si te mantienes con esa falsa esperanza, ya has tomado la segunda mala decisión.

La fe la podemos aplicar cuando hemos activado las causas que van a producir los efectos que buscamos. He enumerado una serie de principios en los cuales parece que se basa el significado de la fe o, en otras palabras, se sustenta la posibilidad de tener fe.

  1. Recuerda que la fe se usa una vez que hemos activado alguna causa. Define qué quieres, haz lo que se requiera para conseguirlo y ahora es cuando puedes tener fe.
  2. A veces, lo que a nosotros nos parece que es la causa de un resultado buscado no lo es. No importa. Hazlo de todos modos. No será la causa de lo que buscas, pero será la causa de algo nuevo y, probablemente, mejor.

“No es lo que no sabemos lo que nos daña; es lo que creemos sin duda que es cierto y no lo es”, Oscar Wilde

  1. La fe es un estado de certidumbre acerca de algo que vendrá. Como todo estado emocional es producto de la fisiología y de nuestras representaciones internas. Una vez empiezas a trabajar hacia un destino de grandeza, hacia visiones de futuro valiosas e inspiradoras desarrollar fe es cuestión de control personal. No esperes a que un ángel alado baje del cielo y te de certidumbre acerca de lograr lo que buscas. No digo que esto sea imposible, pero con frecuencia no sucede, por lo que es mejor saber cómo sentir fe por ti mism@. Usa tu fisiología para ponerte en posturas corporales de total confianza y certeza y empieza a visualizar desde ya la experiencia de tener lo que busques en tu presente. Conviértelo en una realidad en tu mente. Acordarnos de otros momentos de nuestra vida en que nos hemos sentido muy seguros de algo ayuda a desarrollar estos estados emocionales de fe.
  2. La fe se siente ahora mismo y aquí o no se siente porque no pertenece ni al futuro ni al pasado. La mejor manera de sentir fe aquí y ahora es entregándote en cuerpo y alma a lo que sea que estás haciendo. Disfruta el camino, el viaje, no solamente la recompensa o el destino. Tener fe cuando se hace algo que nos apasiona es tremendamente fácil y natural, porque el premio es hacer algo que nos apasiona y ninguna otra cosa. Cuando nos entregamos al momento presente liberamos nuestro verdadero y esencial ser y es cuando expresamos todo nuestro inmenso potencial humano, ante el cual todo literalmente es posible. La fe llamará a la puerta de nuestras vidas porque sabremos que pase lo que pase estará bien.

Algunas corrientes filosóficas sostienen que la causa original de todo se encuentra en nuestro pensamiento. Como un hombre piensa así es en su corazón, decía James Allen. En todo caso pensar positivamente no causa ningún daño demostrable.

Richard Bandler y John Grinder, los cocreadores de la PNL, sentaron las bases de esta ciencia en una premisa: los recursos que necesitamos para realizar un cambio se encuentran ya dentro de nosotros. Esto no es cuestión de fe sino de auto conocimiento. En pocas palabras, todo lo que necesitamos para ser felices está en nuestro interior y está aquí y ahora.

Que en este 2020 tengas fe en que va a ser el mejor año de tu vida. Ese es mi deseo. Con cariño,

Francisco