¿Amaneces escuchando las noticias? Entones este artículo te interesa.

“Me encanta, pero no puedo comerlo”, me dice un amigo en un restaurante. Le gusta, no cabe duda. Lo disfrutaría a plenitud, pero prefiere abstenerse. Suena a masoquismo y es, sin embargo, el “modus operandi” de un montón de personas en el mundo occidental. Privarse de algo que disfrutan en aras de no engordar.

A lo mejor algo que adoramos es inadecuado para nosotros en algún aspecto y tenemos que restringirlo, pero privarse de algo que nos gusta por voluntad propia es masoquismo. Independientemente de que sea por razones de salud o estética. Sufrimos, eso no está en duda, cuando dejamos de hacer, comer, vivir, algo que deseamos.

Leer más